spot_img

Cómo ir de Asuán a Abu Simbel por libre: fácil y económico


Si te gusta, comparte 🙂

¿Ir no no ir a Abu Simbel? La disyuntiva es lógica, queda completamente a desmano y poco tiene más que un templo. Te entendemos.

Pero a nosotros nos habían dicho que era imprescindible, así que tomamos nota y fuimos desde Asuán exclusivamente para verlo… y de forma fácil y barata. ¿Cómo?

La llegada a Asuán

Si has tenido la oportunidad de leer nuestros artículos sobre Egipto, ya sabrás que escogimos visitar el país por libre.

Contrariamente a lo que nos habían recomendado, y a pesar de recibir mensajes de desaliento como «Egipto no se puede ver por libre» u «Os vais a volver locos si pretendéis ir por vuestra cuenta», desde el primer momento estábamos seguros de no querer formar parte de un viaje organizado.

Las ventajas son bastante evidentes a nuestro juicio y las desventajas bien se pueden remediar con un poco de paciencia y mucho espíritu aventurero.

Así, cuando llegamos a media tarde al Aeropuerto de Asuán -y sabiendo que solo tendríamos el día siguiente para explorar Abu Simbel-, no teníamos ni la más remota idea de cómo iríamos hasta allí.

Mitos sobre cómo ir a Abu Simbel desde Asuán

Antes de nuestro viaje a Abu Simbel, habíamos leído de todo. No queremos decir que nada de eso fuera verdad, pero cada caso y época es diferente y mucho de lo que se nos contó no creemos que se aplicaba a la que iba a ser nuestra propia experiencia.

¿Qué leímos sobre ir a Abu Simbel? Entre otras cosas, que:

  • No estaba permitido ir en vehículo privado por estar localizado muy cerca de Sudán.
  • Había que unirse a un tour que salía sobre las 3-4 de la mañana (para poder llegar a primera hora y evitar el calor y las aglomeraciones).

¿Qué opción fácil y barata tomamos?

En la red hay mucha desinformación, pero nosotros estábamos seguros de que llegaríamos a Abu Simbel.

Al fin y al cabo, en Egipto se puede conseguir (casi) todo, lo único que hay que tener cuidado para evitar las estafas más comunes.

La experiencia que hemos adquirido tras tantos viajes nos ayudó mucho para ganar en tranquilidad y conseguir un trato favorable.

Carina de perfil frente a la entrada del Gran Templo de Abu Simbel

Taxi privado, la mejor manera para ir por libre a Abu Simbel

Al llegar al Aeropuerto de Asuán, nos asediaron varios taxistas. Hubo uno que nos cayó en gracia y fue el que elegimos para que nos llevase a nuestro hotel.

En el trayecto, él mismo se ofreció a ayudarnos una vez que se enteró de que planeábamos ir a Abu Simbel. Y no solo eso, sino que pudimos cerrar una ruta mayor: Asuán – Abu Simbel – Luxor.

Mohamed (así se llamaba) dijo que él no tenía disponibilidad pero que un amigo suyo (al que describió como su hermano y que también se llamaba Mohamed) nos llevaría.

Una vez asegurada la primera de las vías, comprobamos otras opciones.

Las opciones que rechazamos

  • 1-. Transporte del hotel: En el propio alojamiento de Asuán nos facilitaron un contacto, pero nos pedía más del doble del precio que habíamos cerrado con Mohamed.

Aunque teníamos la garantía del propio hotel, no estábamos dispuestos a pagar tanto dinero. ¿Más del doble? No, gracias.

  • 2-. InDrive y en Careem, dos de las aplicaciones de vehículos VTC de moda en Egipto: No se adaptaban a lo que estábamos buscando.

Un VTC funciona con trayectos individuales y no podíamos garantizar que, una vez viniese, accediese a realizar tantos trayectos como necesitábamos.

Además, en Abu Simbel no tendríamos internet y no queríamos quedarnos tirados, pues después de la visita al templo necesitábamos pasar esa misma noche en Luxor, que queda a unos 500 kilómetros.

  • 3-. Autobuses o trenes: Había mucha confusión, con horarios muy raros y rutas poco fiables.

El precio y la comodidad del taxi eran demasiados buenos como para arriesgar. Además, llevábamos nuestras mochilas de viaje y no queríamos deambular de un lado a otro cargados y con el calor que hace en el sur del país.

¿Cuánto pagamos y cuánto duró el viaje?

El precio que acordamos fue 5000 LE (unos 98 euros) entre los dos e incluía: Recogida en nuestro hotel de Asuán, desplazamiento hasta Abu Simbel, espera de un par de horas mientras visitábamos el templo y viaje hasta Luxor.

Digo «acordamos» porque terminamos pagando algo más, sigue leyendo y entenderás por qué.

En total, nuestro viaje duró 10:30 horas, a lo que Mohamed tuvo que sumar las 3 más que tuvo que hacer él solo desde Luxor a Asuán.

Eso sí, es posible que en tu caso no pidas ir hasta Luxor sino que optes por un ida y vuelta desde Asuán.

  • Duración: De Asuán hasta Abu Simbel, 2 horas de espera y regreso a Asuán: 7-7:30 horas.
  • Precio: Creemos que un buen trato puede ser entre 2500 y 3000 libras en total (alrededor de 49 y 59 euros).

¿Cómo fue nuestro viaje de Asuán a Abu Simbel?

Los dos Mohameds se presentaron puntuales a la cita: a las 10:30 estaban en la puerta de nuestro hotel, con un coche nuevo y con aire acondicionado, tal y como había asegurado el primero de ellos.

Nos presentó a su amigo, dejamos nuestro equipaje y montamos en el taxi. A los 10 minutos, nuestro nuevo conductor dejó a Mohamed en su casa y cinco minutos después realizó una segunda parada para comprar un café.

Aprovechamos para comprar una botella de agua grande, patatas y dulces. Una vez listos, empezaba el viaje a Abu Simbel.

El trayecto se demoró durante aproximadamente 2:30 horas, que transcurrieron amenas, con algo de conversación, una serie de Netflix y mucha comida.

Solo hubo una parada, casi llegando a Abu Simbel, en un control policial en el que Mohamed entregó un par de billetes a las fuerzas del orden.

Una vez en el destino, Mohamed aparcó su coche en el parking y nos pidió que tardásemos el menor tiempo posible. Según él, cuanto más tarde fuéramos a Luxor peor, porque los controles policiales se hacían más exhaustivos de noche.

No entendimos muy bien el porqué, pero le dijimos que nos tomaríamos nuestro tiempo. Al fin y al cabo, íbamos hasta allí ex profeso y no nos íbamos a tirar un total de casi 9 horas en coche para ir con prisas.

En total, estuvimos 1:45 minutos. Fueron suficientes, pero menos quizás hubieran sido pocos: nos encanta tomarnos fotos y no nos gusta el agobio.

Diego muestra músculo a la entrada del Gran Templo de Abu Simbel

¿Qué ver y hacer en el Templo de Abu Simbel?

La entrada al recinto cuesta en 2024 un total de 600 LE por persona.

No vamos a entrar en demasiados detalles porque el guía te lo podrá explicar mucho mejor, pero a grandes rasgos esto es lo que encontrarás cuando llegues a Abu Simbel:

  • El Gran Templo: está dedicado a los dioses Ra-Horajti, Amón y Ptah. Destaca por sus cuatro colosales estatuas del faraón Ramsés II en su fachada.
  • El Pequeño Templo: cuenta con 6 grandes estatuas en su fachada y está dedicado a la diosa Hathor y a la esposa de Ramsés II, llamada Nefertari.

Son dos templos excavados en roca, movidos en los años 60 pero construidos en la época de Ramsés II (hace más de 3200 años). A nosotros nos impresionaron mucho por fuera, sobre todo el primero, claro.

Te aconsejamos que leas o contrates un guía para enterarte de lo que hay dentro, porque sin la historia te lo vas a perder.

Al llegar, es bastante probable que se te acerquen varios guías (al menos esto nos pasó a nosotros).

Por lo visto, no están autorizados a entrar en los templos, así que te contarán la historia desde afuera (posiblemente a la sombra y en un banco, como verás en la siguiente foto).

Guía explica y Carina mira en un banco de Abu Simbel

Nosotros pagamos 600 libras egipcias por media hora de explicación, aunque creemos que se podría haber bajado algo el precio.

La otra opción es ir ya con guía de antemano, para eso te remitimos al último apartado sobre las excursiones al Templo de Abu Simbel.

La vuelta

En nuestro caso, como te comentamos, aunque pasamos de vuelta por Asuán nuestro último destino fue Luxor.

En esta ocasión sí que se hizo el viaje pesado. Por alguna razón, Mohamed no quiso poner el GPS y se perdió llegando a Luxor, lo que retrasó nuestra llegada media hora.

Además, de nuevo tuvo que untar a la policía para que nos dejasen pasar e incluso se detuvo en un momento para ver a un amigo.

Conclusión: a la llegada a nuestro hotel, nos pidió más dinero del acordado.

Nosotros teníamos pensado darle una propina por pasar todo el día con nosotros, darnos conversación e incluso comida. Además, todavía tenía 3 horas más de coche y de noche…

Pero no nos gustó que nos pidiese más. Al final, todo el día con él nos salió por 5400, lo que todavía hoy consideramos un precio muy bueno. Pero nos dejó mal sabor de boca que se despidiese de nosotros pidiendo…

Excursiones a Abu Simbel

Nuestra experiencia salió bien, aunque entendemos que no se adapta a todos los viajeros.

Si prefieres ir de una manera organizada, con la garantía de una empresa grande y la seguridad de que todo va a salir bien, entonces tiene dos opciones:

Ambas se pueden pagar en euros. La principal diferencia es que la primera es en autobús con más gente, mientras que la segunda es en coche y privada.

Powered by GetYourGuide

Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Hace falta visado para Egipto? Descubre la mejor manera de solicitarlo

No te hagas más líos: tienes que saber cómo pedirlo, los tipos de visas para turistas y sus diferentes precios. Cuando hace unas semanas publicamos...

Pueblo Nubio: ¿Merece la pena? Qué ver y cómo llegar

Descubre nuestra experiencia en Nubian Village, una joya de Egipto que permanecerá siempre en nuestros corazones. Te vamos a hacer un spoiler ya en la...

Cómo vestir en Egipto: ¿Qué ropa llevar en la maleta?

Comparto contigo los outfits que vestí en mi viaje por el país de las Pirámides y te despejo todas tus dudas en 5 plumazos. Cuando...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS