spot_img

3 riads en Marrakech donde alojarse: elige y reserva


Si te gusta, comparte 🙂

¿Dónde alojarse en Marrakech? Os detallamos nuestra experiencia en tres riads y hoteles. Hay dos que os van a encantar.

Marrakech, una ciudad en constante ebullición. Sin duda, un festival para los sentidos que merece tu visita, al menos, una vez en la vida.

Pero sabemos que encontrar el mejor alojamiento en Marrakech puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Por eso, te vamos a describir los 3 riads/hoteles en los que estuvimos y así podrás elegir la opción que más se ajuste a vuestro viaje.

Todos ellos tienen al menos un 8,5 en Booking: recuerda que siempre filtramos hoteles de 8 o mayor puntuación. ¿Empezamos?

1-. Riad Vert: el más auténtico

El Riad Vert fue el primer riad de Marrakech en el que nos alojamos. Hoy día todavía creemos que fue una gran decisión.

Lo elegimos porque a Carina le dio buenas vibraciones, le gustó la decoración y le entusiasmó su piscina en la azotea. Teníamos unas expectativas altas y no defraudaron.

A la pertinente reserva le siguió un e-mail de la dirección del riad ofreciendo diferentes servicios, entre ellos un taxi de recogida en el aeropuerto. Costaba 15 euros y nos pareció una excelente opción, así que lo contratamos.

De ese modo, a nuestra llegada al aeropuerto de Marrakech, un taxista nos esperaba con el letrero: «Riad Vert».

Montamos en el coche y en apenas 20 minutos llegamos a la que iba a ser nuestra casa por dos días.

¿No sabes lo que es un riad?

Primeras impresiones

La sensación fue de entrar en un alojamiento familiar, poco que ver con un hotel y más con un palacete pequeño regentado por una familia tradicional. Sabíamos que así sería, y precisamente esta impresión es la que buscábamos al hospedarnos en un riad.

Pronto nos atendió una de las dos encargadas. No era local, creemos que francesa, pero llevaba muchos años viviendo en Marrakech y podía solucionar cuantas dudas tuviésemos.

Nos invitó a tomar asiento, nos trajo té de menta y pastas y empezamos con el check-in. En Marruecos es más largo que en la mayoría de lugares que hemos visitado e incluye rellenar un formulario con las pertinentes preguntas que el Gobierno quiere que respondas.

Además, mientras tanto y después, nos dio varios consejos que nos fueron muy útiles y que acabamos agradeciendo. Por ejemplo, dónde estaba el cajero más cercano, cómo ir a la Medina, qué hacer ante comportamientos extraños de los jóvenes locales o a quién pedir un taxi.

Terminado el check-in, nos dio las llaves de la habitación y se despidió. Habíamos quedado encantados con el recibimiento, tanto por la conversación como con el té de menta al que nos invitó.

La habitación

En el riad Vert hay 7 habitaciones. La nuestra estaba en el piso principal, justo enfrente a donde hicimos el check-in. Nos hubiera gustado tenerla un piso más arriba, por cuestiones de intimidad. Si escoges este riad, pide con antelación una habitación en la planta 2.

Era auténtica, sombría y fría, algo que se agradece en una ciudad con tanto calor. Mantenía la esencia de la decoración árabe. Era suficientemente grande; el baño era bonito y te obsequiaban con albornoz, zapatillas y botellas de agua.

La piscina del Riad Vert

Sabíamos que queríamos piscina en nuestro riad. Había muchos hoteles en Marrakech que tenían, pero no tantos que la tenían al aire libre.

La piscina es pequeña, del tamaño de un jacuzzi. Lo sabíamos.

Fuimos a última hora de la segunda tarde, nos dimos un bañito y pedimos té y dulces. Allí arriba, tumbados en las hamacas, olvidamos el bullicio de todo el día. Nos pareció un lugar estupendo para relajarse.

Localización

Está en la Medina, pero en un callejón tranquilo lejos del meollo. Esto, según se mire, puede ser positivo o negativo.

Nosotros lo vemos desde el punto de vista positivo. Queda a 25 minutos andando de la Plaza Jemaa el Fna, en un laberíntico camino en el que puedes ver cómo viven los locales y recorrer el zoco.

Ir y venir cada día al Riad Vert, incluso perdernos, fue parte de nuestra experiencia en Marrakech, y no lo hubiéramos cambiado por un alojamiento en la misma plaza central.

Nos pareció que está ubicado en un lugar seguro, no tuvimos ningún problema.

Precio

Os podéis alojar en el Riad Vert desde 55 euros por noche con un riquísimo desayuno tradicional incluido.

Está muy demandado, por lo que aconsejamos que reserves cuanto antes. Puedes hacerlo pulsando aquí abajo.

Lo que más nos gustó

  • Es auténtico.
  • Tranquilo, sin ruidos ni agobios.
  • Localización.
  • La dueña nos dio consejos muy útiles.
  • Tiene piscina en la azotea.
  • El desayuno está muy rico.

¿Lo recomendamos?

Sí, totalmente. Y no solo nosotros, sino que parece que a los huéspedes les gusta: tiene un 8,9 en Booking.

2-. Riad Ayni: entre la tradición y la modernidad

En nuestro viaje a Marrakech, queríamos probar más de un riad. Y nuestra segunda elección fue el Riad Ayni.

Lo escogimos porque nos daba una imagen diferente al Vert. Parecía mantener la esencia de un riad, pero tenía un toque más moderno y elegante.

Ya os avanzamos que también nos gustó, pero, si tenemos que elegir entre recomendar el Vert o el Ayni, nos quedamos con el anterior. Os contamos por qué.

La llegada al Riad Ayni

Ya a la entrada, da más sensación de siglo XXI; es luminoso y cuenta con espacios decorados con gusto.

El hall, con la recepción a mano izquierda, se asemeja al de un hostel. Cabe recordar que el Riad Vert de Marrakech no tenía recepción como tal y por ende la sensación de autenticidad en él es mayor.

Nos atendió un joven marroquí. Fue muy simpático, se veía que tenía ganas de conocer a los huéspedes y explorar nuevas culturas. Ni conocimos al dueño ni nos obsequiaron con té y pastas, pero la acogida fue positiva y pronto estábamos en nuestra habitación.

Las habitaciones

Nuestra habitación era más pequeña y moderna. De nuevo, se parecía a la de un hostel estándar con habitaciones privadas.

Estaba en el segundo piso y contaba con aire acondicionado y baño.

La piscina del Riad Ayni

También optamos por un riad que contase con piscina en la azotea. Ésta era más grande que la del Riad Vert, la disfrutamos incluso más.

Lo que le rodeaba era parecido, un espacio más que agradable con hamacas y camas donde poder tumbarse y degustar las delicias locales.

¿Dónde está?

Está también dentro de la Medina, a unos 5 minutos andando del Riad Vert y a menos de media hora de la Plaza Jemaa el Fna.

Se encuentra a una distancia parecida del centro neurálgico de la ciudad pero, por alguna razón, volver al Rian Ayni se nos hacía bastante más pesado. Además, las callejuelas que lo rodean guardan poco encanto.

Precio

A partir de 50 euros la noche con desayuno típico marroquí incluido. Creemos que no tiene tanta demanda como el Riad Vert.

Está bien, pero no lo recomendamos tanto, porque no conserva esa esencia de riad que buscábamos y por su localización.

No obstante, si te decantas por el Riad Ayni, puedes reservarlo en el siguiente link.

Lo que más nos gustó

  • Moderno, bonito y limpio.
  • Tranquilo.
  • La azotea y su piscina.

¿Lo aconsejamos?

De los tres, es el que menos aconsejamos. Repetimos, para ir a un riad, creemos que mejor ir al Vert. Aún así, el Riad Ayni está muy chulo y tiene una puntuación de 8,5 en Booking.

3-. The Bird Exclusive Guest House & Spa: un oasis íntimo y disfrutable

Nuestro tercer alojamiento no tiene punto de comparación. Más que un riad, es una guest house o finca situado a las afueras de la ciudad.

No entraba para nada en nuestros planes, pero así somos: paradójicamente, nos gusta improvisar más de lo que parece.

Nuestra idea inicial era ir al desierto a pasar 1 día y 1 noche. No obstante, barajando la posibilidad, el más bonito quedaba lejos y el más cercano -Agafay- no era tan especular (sobre todo, teniendo en cuenta que un año antes habíamos ido a un desierto de arena fina en Abu Dhabi). Así que rechazamos la opción.

¿Y por qué ir entonces a un hotel a las afueras de Marrakech? Después de unos días recorriendo la ciudad, nos sentíamos cansados. El calor apretaba y el cuerpo nos pedía un día de relax. Así, hicimos una parada en nuestro viaje y disfrutamos de un día de piscina en The Bird Exclusive Guest House.

Sensación a primera vista

Nada más llegar, entendimos que ese lugar estaba hecho para disfrutar. No había nada interesante a la redonda, pero lo que veíamos parecía que iba a ser suficiente y, más importante aún, era exactamente lo que andábamos buscando.

Es una finca, con una casa principal inmensa de dos pisos y dos habitaciones aparte que se encuentran alrededor de sus dos piscinas.

En el lugar reinaba la tranquilidad. Entramos en la casa, esperamos en el sofá como si de nuestra casa se tratase y pronto apareció el recepcionista. No vimos a nadie más hasta que llegamos a las piscinas, pero antes teníamos que conocer nuestra pedazo de habitación.

La suite de The Bird

Apenas tiene 8 habitaciones, pero qué habitaciones. Las vamos a llamar suites. La nuestra, creo, era la más barata, así que nos podemos imaginar cómo era el resto.

Inmensa, espaciosa. Con alto techo y luminosidad a raudales. Con una cama king size en medio, sofás y unas puertas correderas a modo de ventanales que te dejan directamente en la zona de las piscinas.

Fresca, con un aire condicionado que funcionaba a la perfección. Y con una terracita tras las puertas que invita a la relajación.

Las dos piscinas

No tiene una sino dos piscinas. Están pegadas, siendo la grande para adultos y la contigua para los más pequeños (aunque también la disfrutamos).

El ambiente no tiene nada que ver con el de un hotel de Marruecos. En la tumbona, el remanso de paz era total. No coincidimos con más de 5 personas en ningún momento. Pedimos la comida y la trajeron directamente a la tumbona.

Por cierto, a diferencia de los riads, en The Bird también sirven alcohol.

A las afueras de Marrakech

Olvidad la Medina. Este hotel está a las afueras, incluso el taxista desconocía su existencia.

Se encuentra a 15 minutos, en un lugar donde abundan las villas, y la única opción de llegar a él es en coche.

Precios

Tiene habitaciones desde los 70 euros, aunque en temporada alta ese precio puede subir considerablemente.

Si queréis un ambiente íntimo, donde relajarse en su habitación y sus piscinas, con buena música y exquisita comida, no dudéis que el precio merece la pena.

Lo que nos encandiló de The Bird

  • Demasiado encanto.
  • Habitaciones que son suites.
  • Ideal para desconectar.
  • Dos piscinas.
  • La comida.

¿Lo recomendamos?

Absolutamente. Es perfecto para parejas y para familias. Es más, si volvemos a Marrakech, nos pasaremos por The Bird Exclusive Guest House & Spa.

En Booking tiene una valoración de 9.0.

FAQ: Preguntas y respuestas

1. ¿Qué es un Riad marroquí?

Es una casa típica de Marruecos, con jardín o patio interior. Cuenta, por lo general, con más de una planta y diferentes zonas comunes.

2. ¿Por qué un Riad y no un hotel?

Un riad proporciona al viajero una experiencia más auténtica. Hay muchos en el centro de las ciudades y suelen ofrecer un carácter más íntimo y tranquilo que los hoteles.

3. ¿Qué incluye un desayuno típico marroquí?

Los tres estaban exquisitos y eran abundantes. Constaban, entre otros alimentos de: café o té, zumos, tostadas, yogur, huevos revueltos, crepes, frutas y pasteles.

4. ¿Está el agua de la piscina fría?

El agua de las piscinas está a temperatura fresca. Aunque dos de los tres establecimientos cuentan con piscina pequeña, el agua no se puede regular como en los jacuzzis.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Excursión a las Cascadas de Ouzoud desde Marrakech: No vayas sin saber esto

Averigua cuál es la mejor manera de visitarlas. No pagues de más, disfruta de este espectacular lugar al mejor precio. En un país en el...

Riad u hotel: Conoce las 7 diferencias

Más claro, imposible: localización, estilo, precios... Entérate y elige tu alojamiento perfecto en Marruecos. Marruecos, un país con un aura inigualable. Engancha, aunque lentamente, haciéndote...

Los 8 spoilers que no querrás saber antes de tu viaje a Marrakech

Secretos que pocos te cuentan sobre esta ciudad marroquí, que nosotros conocemos y tú debes entender (o quizás no...). Bien, vamos a ver cómo te...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS