spot_img

Riad u hotel: Conoce las 7 diferencias


Si te gusta, comparte 🙂

Marruecos, un país con un aura inigualable. Engancha, aunque lentamente, haciéndote pagar peaje por el choque cultural y agradeciéndote tu visita una vez que éste pasa.

Merece la pena disfrutarlo al máximo, y por eso estamos aquí. Ya os hemos contado muchas cosas sobre su ciudad fetiche, pero vemos que todavía tenéis dudas sobre dónde alojaros, ¿no? A continuación, resolveremos todas tus preguntas.

¿Qué es un riad?

Vale, lo primero es lo primero. No todos sabíamos lo que era un riad antes de visitar Marruecos, yo incluído. Así que te lo voy a explicar.

Un riad es una casa o palacio tradicional característico de Marruecos. Suele contar con un patio interior ajardinado -incluso con fuentes o hasta piscinas-, alrededor del que se distribuyen las habitaciones y los espacios comunes.

Este tipo de alojamiento es conocido por su encanto y tranquilidad, ofreciendo al huésped un refugio en el que escapar del bullicio habitual de la ciudad.

Por lo tanto, no todos los alojamientos en este país son riads ni es lo mismo un riad que un hotel.

Elegir un hotel o un riad

1-. El riad es más auténtico y diferente a lo que estás acostumbrado

Para nosotros, éste es el punto más importante.

No hace falta que te contemos qué es un hotel y qué te puede ofrecer. A buen seguro hay decenas o cientos donde vives y habrás estado ya en muchos y en diferentes lugares del globo.

El riad, sin embargo, supone una experiencia nueva, ya que es un tipo de alojamiento exclusivo de Marruecos que no encontrarás como tal en ningún otro país del mundo. Su nombre se traduce como jardín o edén, y tiene unas características que te contaremos más adelante.

Este sentimiento se hace palpable nada más entrar en el riad, tal y como lo sentimos nosotros en nuestro primer alojamiento en Marrakech: Riad Vert.

  • Si eres de los que buscas experiencias diferentes cuando viajas, mejor un riad.
  • Si no te gusta demasiado lo diferente y te sientes más cómodo en alojamientos «normales», escoge un hotel.

2-. La arquitectura del riad es tradicional, el hotel es más moderno

Los riads son construcciones tradicionales. Es cierto que muchos han sido restaurados y convertidos en boutiques o paradores, pero la mayoría sigue manteniendo la apariencia característica del mundo árabe.

Destacan por su cuidada decoración, con elementos como azulejos o lámparas que combinan a la perfección y dan ese aspecto tan especial. A nosotros nos encantó y nos sirvió para hacer unas fotos muy chulas.

Los hoteles suelen ser más modernos, como verás en la foto de abajo. Obviamente, también los hay más antiguos y más nuevos, pero responden a un patrón más europeo, sobre todo los más caros. De precios, hablaremos en el punto 7.

  • Si te gusta la arquitectura tradicional, decántate por un riad.
  • Si buscas un alojamiento moderno, puedes alojarte en un hotel nuevo de los muchos que hay.
Foto de la habitación del The Bird Exclusive Guest House & Spa de Marrakech

3-. Los riads están más céntricos

La localización es la tercera de las diferencias.

Por lo general, los riads se encuentran en la Medina, el centro histórico de las ciudades marroquís. Pasear por las calles dentro de la muralla es una experiencia que nos encantó, desde que salíamos de mañana hasta que regresábamos al riad por las noches.

Los hoteles, por el contrario, suelen estar fuera, más alejados del centro, donde el espacio es mayor y pueden construir nuevos edificios. Es el caso del  The Bird Exclusive Guest House & Spa, que es una auténtica pasada y donde estuvimos un día tirados a la bartola en la piscina.

  • Si te vas a mover solo por el centro, puede que sea conveniente que elijas un riad.
  • Si no le das demasiada importancia a la localización, o planeas ver diferentes partes de la ciudad, no tendrás problema en dormir en un hotel.

4-. El trato es más personal en el riad y más profesional en el hotel

Por su origen y por estar en muchos casos dirigidos por los propios dueños, el trato en los riads es más cercano que el que recibirás en un hotel.

La hospitalidad es parte del trato cuando se visita un riad. La inmensa mayoría incluye, además, un desayuno típico marroquí, y en el 50% de los que estuvimos nos obsequiaron con té y dulces para darnos la bienvenida. Siéntete libre para preguntar cualquier cosa, estarán encantados de ayudar.

No queremos decir con esto que en los hoteles no te presten atención ni vayan a solucionar tus dudas, pero incidimos en que la relación será posiblemente más fría.

  • Si ansías conocer las costumbres locales y demandas un trato más personal, quédate en un riad.
  • Si quieres pasar desapercibido, que te den la llave y poco más, entonces el hotel es tu mejor opción.

¿Ya lo tienes claro? Entra en este artículo y escoge entre las 3 opciones de alojamiento en Marrakech.

5-. Los riads son más silenciosos que los hoteles

Un riad no suele ser demasiado grande ni acostumbra a tener muchas zonas comunes. La mayoría apenas tiene 6 ó 7 habitaciones, que en su origen servían de cuartos para las familias numerosas marroquís.

Más allá de sofás (ver la foto abajo), una sala para comer y una piscina muy pequeña -algunos-, los huéspedes no tienen más espacios para pasar tiempo en él, con lo que están pensados para dormir y apenas se crea bulla.

Los hoteles en Marruecos, por otro lado y sobre todo los más nuevos, están hechos para que los viajeros sí pasen más tiempo en él. Salas de juegos, piscinas, restaurantes o incluso gimnasios… y además son más grandes.

Es por ello que puedan resultar menos íntimos, aunque también te pueden dar más lujos.

  • Si solo quieres un lugar para dormir, un riad es de nuevo la opción más adecuada.
  • Si quieres pasar tiempo en el alojamiento, disfrutando por ejemplo de una piscina, te recomendamos un hotel.
Foto de sala de estar del Riad Ayni de Marrakech

6-. El hotel se valora con estrellas; el riad, no

Cuando ves un hotel, su número de estrellas permite hacerte una idea de qué tipo de alojamiento es. Esto depende de cada país, claro, pero la valoración es un indicativo importante de calidad.

Los hoteles en Marruecos tienen también esta distinción, pero no así los riads.

Aunque no hay que preocuparse, ya que hoy en día muchos hacemos más caso a la puntuación y las opiniones en Booking.com que a las estrellas que un alojamiento tiene.

7-. Los hoteles ofrecen precios más baratos… y también más caros

Aquí va a depender mucho de cuál riad u hotel elijas, pero debemos aclarar que los riads no son especialmente baratos. Su localización y encanto hacen que suelan ser la opción elegida, así que los precios se han alzado debido a la demanda.

Dependiendo de la época del año y el riad elegido, difícilmente pagarás menos de 50 euros la noche en un riad situado en la Medina de Marrakech.

Si no te importa alejarte del centro, en cambio, podrás encontrar hoteles desde 25 euros por habitación doble.

También es cierto que el rango es mayor, pues hay hoteles de lujo que cobran la noche a más de 1000 euros por pareja.

  • Si el dinero no es de todo un problema, no te preocupes y elige un riad o un hotel según el resto de puntos indicados.
  • Pero si no quieres gastar apenas dinero en el alojamiento, deberás optar por un hotel barato.

Resumen: ventajas y desventajas de cada tipo de alojamiento

A grandes rasgos, estas son las conclusiones que debes sacar antes de decantarte por un riad o un hotel.

  • Los riads son más auténticos y tradicionales, están localizados en el centro, el trato en ellos es más personal, están pensados para dormir y desayunar y ofrecen precios menos competitivos.
  • Los hoteles son más parecidos a los que tenemos en España, suelen estar a las fueras, ofrecen más espacios y zonas de ocio y tienen un mayor rango de precios (habiendo opciones muy baratas y muy caras).

Te animamos a que valores las ventajas y desventajas de los riad y los hoteles y decidas en función de tus preferencias.

Nuestra opinión: Riad y hotel

Nosotros teníamos claro desde un principio que queríamos vivir la experiencia de alojarnos en un riad. Y, no solo eso, sino que también nos apetecía probar más de uno, así que terminamos reservando y durmiendo en dos: Riad Vert y Riad Ayni.

Te contamos cómo nos fue en cada uno en el artículo sobre: 3 riads en Marrakech donde alojarse: elige y reserva el tuyo.

Pero en medio del viaje, como suele ser habitual, cambiamos de planes.

Marrakech puede ser realmente agotador, una ciudad que no para y cuyo calor nos dejó derrotados. Así que dimos un giro y decidimos tomarnos un día sabático en un hotel.

Encontramos The Bird Exclusive Guest House & Spa y nos encandiló. Este hotel nos dio exactamente lo que buscamos: tranquilidad, un día de piscina en el que no hacer nada más que bañarse, tomar el sol, comer, beber y dormir.

Nosotros finalmente optamos por un modelo híbrido. Y tú, que ya lo sabes todo, ¿cuál eliges? Entra en Booking.com y reserva tu riad… u hotel.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Excursión a las Cascadas de Ouzoud desde Marrakech: No vayas sin saber esto

Averigua cuál es la mejor manera de visitarlas. No pagues de más, disfruta de este espectacular lugar al mejor precio. En un país en el...

Los 8 spoilers que no querrás saber antes de tu viaje a Marrakech

Secretos que pocos te cuentan sobre esta ciudad marroquí, que nosotros conocemos y tú debes entender (o quizás no...). Bien, vamos a ver cómo te...

Viajar a Marrakech en Ramadán: ¿mejor o peor?

Visitamos la ciudad marroquí coincidiendo con su festividad sagrada y te vamos a quitar todos tus miedos. Habíamos leído que el Ramadán no era una...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS