spot_img

Los 8 spoilers que no querrás saber antes de tu viaje a Marrakech


Si te gusta, comparte 🙂

Bien, vamos a ver cómo te decimos esto. Marrakech no es una ciudad normal y en tu primera visita te vas a sorprender.

Ahora, puedes decidir dejar que así sea o, por el contrario, puedes conocer de antemano información privilegiada que anticipará lo que encontrarás en tu viaje.

Es éste el momento en que tienes que decidir: ¿Quieres descubrir ahora 8 de sus secretos?

Si es así, sigue leyendo porque los spoliers que te vamos a contar puede que te impresionen…

¡Inciso! 🌟 Antes de comenzar, queremos pedirte algo rápido: ¿podrías hacer clic en nuestros enlaces de Amazon, CivitatisBooking.com? Cada clic nos ayuda a seguir ofreciéndote consejos increíbles. Agradecemos tu apoyo en nuestro viaje. ¡Gracias de corazón! 🌺🚀

1-. Ni es solo para musulmanes ni está cortada

Vale, el título puede llevarte a confusión. Este primer punto, uno de los más impactantes de Marrakech, tiene que ver con las aproximaciones de locales, sobre todo los más jóvenes -y especialmente en la Medina y cuanto más lejos te encuentres de la Plaza Jemaa El Fna-.

Si te ven perdido, o simplemente por ser extranjero, más de un ciudadano de Marrakech se acercará a ti para decirte que ese camino por el que vas está cortado o que es solo para musulmanes.

Incluso pueden decirte que ofenderás a los locales si sigues por esa calle… y a veces el tono es agresivo.

Esto, al principio, es demasiado confuso. A nadie le gusta molestar, desde luego.

En esos instantes debes decidir qué hacer:

  • Opción 1: Haces caso y te das media vuelta, dando las gracias y dejando claro que seguirás por tu cuenta.
  • Opción 2: Haces caso y decides irte con el chico, que amablemente asegura que te llevará por el camino correcto.
  • Opción 3: No haces caso y sigues por el camino que habías elegido.

Nosotros optamos en primer lugar por la opción 1. El problema es que cambiarás el camino pero en el nuevo te volverá a pasar lo mismo.

Te enredas en una especie de laberinto del que no sabes cómo salir. A veces, aunque quieras ir sol@, el chico o los chicos en cuestión te siguen, complicando todavía más el asunto.

Llegó un instante en que Carina se agobió demasiado y quiso regresar al punto de partida: el riad. Apenas habíamos dormido y la situación nos estaba sobrepasando.

Caminamos junto a dos jóvenes un rato, pero en cada giro aumentaban nuestras dudas.

Yo estaba convencido de que nos estaban tomando el pelo (Carina es más buena que yo), así que decidí coger el toro por los cuernos: tomamos el camino que quise y seguimos por él, a pesar de los continuos gritos de desaliento que recibíamos de parte de algunos jóvenes de Marrakech.

Luego nos enteramos de que, en muchos casos, te llevan por un camino más largo y terminan pidiéndote dinero por el «favor».

Ahora ya lo sabes. Y tú, ¿qué harás en tu próxima visita a Marrakech?

Carina posa sonriente en el Palacio Real de Marrakech

2-. En Marrakech sí se puede beber alcohol

Hay quien se ha vuelto de Marrakech con la idea equivocada de que no hay establecimientos que sirvan alcohol... y no queremos que tú seas uno de ellos.

Lo entendemos, es verdad que a simple vista no se ve y que la gran mayoría de bares y restaurantes no lo ofrecen en sus cartas por las estrictas leyes del Islam.

No obstante, sí que se pueden consumir bebidas alcohólicas en decenas de rincones de esta ciudad, que nadie te diga lo contrario.

Recomendamos que mires hacia arriba, ya que varios de ellos se encuentran en azoteas, donde se entiende que pasan más desapercibidos.

Cervezas Casablanca sobre la mesa del Café Arabe de Marrakech

Así encontramos nosotros el primero, seguramente el más especial de los que estuvimos y el tipo de local que te imaginas cuando sueñas con Marruecos.

Se llama Café Árabe y aquí te dejamos su localización.

Debes saber que los precios del alcohol se disparan. Sí, su escasez hace que sea un bien de lujo. Así que prepárate para pagar unos 5 euros por cerveza y más del doble por una copa…

y, si no, siempre te quedará el té de menta, que en Marruecos está de escándalo.

3-. No te gustará alojarte cerca de la Plaza Jemaa El Fna

Sí, lees bien: te recomendamos que no te hospedes en un alojamiento cercano al centro neurálgico de Marrakech. ¿No te cuadra? ¿Has leído lo contrario?

Para nosotros, esto es clave. La principal razón es que es demasiado tentador quedarte en esa zona y puedes llegar a perderte otros rincones de la ciudad.

Debemos reconocer que una parte importante de nuestra aventura fue nuestro paseo diario hacia la plaza, que se debía completar en un cuarto de hora pero que a nosotros nos llevaba una hora o incluso más.

En ellos pudimos ver la vida de los locales, en puntos alejados del turismo; nos intentaron embaucar, pero también nos ayudaron; encontramos productos random (como una bolsa de gusanitos Erling Haaland) en auténticos mercados e incluso descansamos mejor lejos de la multitud.

Del primer hasta el último día nos perdimos por las callejuelas de la Medina, una experiencia que te aconsejamos sin ninguna duda.

Aquí te dejamos los enlaces a los dos riads en los que nos quedamos en la Medina: Riad Vert y Riad Ayni.

Como te contamos en este artículo sobre donde alojarse en Marrakech, los dos están muy bien pero preferimos el primero de ellos.

Azotea del Riad Vert de Marrakech

4-. Los zumos pueden ser tu peor enemigo

Nos encantan los zumos naturales, sobre todo el de naranja. Fíjate incluso que aunque a Carina los cítricos le dan reacción en la cara, cuando pido un zumo, siempre prueba.

Cada vez que tengo la posibilidad, pido uno… menos en Marrakech. Y eso que la tentación fue enorme durante todo el viaje.

Vimos y verás muchos puestos de zumos de todos los sabores y colores, con vendedores que intentarán que les compres uno. Di no.

¿Por qué? A menudo utilizan agua de mala calidad para su elaboración. Será difícil, pero debes ser fuerte y rechazar la perversión.

Nos había avisado nuestro amigo Doke y ahora hacemos lo propio contigo. Y es que a nadie le gusta viajar para pasarse el día en el baño, ¿verdad?

Somos conscientes de que estamos hundiendo el mercado de zumos naturales de Marrakech, pero así es la vida…

5-. No te preocupes por el Ramadán

Cero preocupaciones, el Ramadán es una época excelente para viajar a Marrakech.

Sobre este punto tenemos un post muy completo, así que si quieres ampliar pulsa aquí.

6-. El mejor tajine lo puedes comer por 4 euros en Coin D’or

Lo vimos de pasada en nuestro camino desde el aeropuerto al riad… y decidimos ir a probarlo en nuestro primer paseo por la ciudad.

Se llamaba Coin D’or y era un pequeño local de apenas 9 mesas. Parecía auténtico y quedaba bastante céntrico.

Llevábamos desde el desayuno sin comer, solo el té de menta y unos dulces con los que amablemente nos habían recibido en el Riad Vert.

Pedimos dos platos de la carta, pero uno sobresalió respecto al otro: el tajine de ternera.

Tajine de ternera en Coin D'or de Marrakech

No podemos explicar la sensación que los dos tuvimos cuando lo probamos. La explosión de sabores fue tal que hoy colocamos este plato entre los 3 mejores de nuestras vidas.

No podemos dar fe de que sea el mejor de Marrakech, de hecho este restaurante no lo hemos visto en ninguna guía y no está siquiera en el top 600 de Tripadvisor de restaurantes en esta ciudad.

Pero para nosotros fue algo superior. El tajine lo degustamos en la terraza como si fuese el último plato de comida que probásemos.

La ración no era abundante, lo cual hacía todavía más preciado su sabor. Debemos reconocer que dos días después regresamos y volvimos a pedirlo, algo que nunca habíamos hecho en ninguno de nuestros viajes…

Y apenas vale 4 euros. ¿Lo vas a probar?

7-. ¿Un tatuaje? Mejor no, gracias

La Plaza Jemaa El Fna no solo está repleta de puestos de zumos naturales, restaurantes y tiendas, también abundan las tatuadoras de henna.

Si quieres hacerte uno, no hay problema; el problema es cuando no quieres y te lo hacen igual.

Eso es exactamente lo que le pasó a Carina. Una mujer la tomó del brazo, yo seguí el camino y al rato me di cuenta de que mi novia había quedado muy atrás.

Estaba hablando con la señora, quien en un momento dado comenzó a tatuarle en la mano sin su consentimiento. Carina no supo decir no a tiempo y la mujer se aprovechó.

En un momento dado, Carina se enfadó y se fue, mientras la señora la seguía gritando y pidiendo que le pagase.

El tatuaje le duró todo el viaje, aunque desde mi punto de vista no era tan feo… jajaja

8-. Tu móvil no es suficiente

Este punto no lo pudimos comprobar porque después de Marrakech fuimos a Agadir y desde allí volamos directamente a Londres.

Pero nos lo advirtieron y a día de hoy sigue siendo así: si regresas desde Marrakech, deberás presentarte en la ventanilla de la aerolínea y entregar la tarjeta de embarque impresa. Al parecer, no cuentan con lectura de códigos digitales.

La multa por no hacerlo puede subir hasta los 50 euros por persona, a veces más que el coste del propio billete.

Pregunta en tu riad y, si no te la pueden imprimir, cerca de la Plaza Jemaa El Fna hay establecimientos que sí.

Así que mejor no te la juegues: imprime la tarjeta y llega con antelación suficiente al aeropuerto para cerrar este exuberante viaje como se merece.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Excursión a las Cascadas de Ouzoud desde Marrakech: No vayas sin saber esto

Averigua cuál es la mejor manera de visitarlas. No pagues de más, disfruta de este espectacular lugar al mejor precio. En un país en el...

Riad u hotel: Conoce las 7 diferencias

Más claro, imposible: localización, estilo, precios... Entérate y elige tu alojamiento perfecto en Marruecos. Marruecos, un país con un aura inigualable. Engancha, aunque lentamente, haciéndote...

Viajar a Marrakech en Ramadán: ¿mejor o peor?

Visitamos la ciudad marroquí coincidiendo con su festividad sagrada y te vamos a quitar todos tus miedos. Habíamos leído que el Ramadán no era una...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS