spot_img

Fernando Alonso, seguridad y lujo: nuestra experiencia en el Casino de Montecarlo


Si te gusta, comparte 🙂

Te lo contamos todo sobre el lugar más icónico de Mónaco. ¿Cuánto cuesta la entrada? ¿Cuál es la apuesta mínima? ¿Qué hacía Alonso allí y con quién estaba?

Si había un lugar de Mónaco al que le tenía ganas ése era el Casino de Montecarlo. Había escuchado hablar de él desde la adolescencia y su mística siempre me había provocado curiosidad.

No entraba en mis planes ganar dinero, pero sí vivir una nueva aventura en mi vida, ésta rodeada de glamour e historia.

¿Salimos con ganancias? Sigue leyendo y lo descubrirás. Pero, antes, respondemos todas las dudas que puedas tener sobre el casino y te damos los mejores consejos.

¿Dónde está el Casino de Monte Carlo?

El Principado no destaca por su extensión y a buen seguro que lo encontrarás sin buscarlo. Aunque por el día puede pasar más desapercibido, el casino aglutina mucha de la vida social nocturna de Mónaco y en sus inmediaciones verás un continuo movimiento cuando se pone el sol.

La dirección exacta es: Pl. du Casino, 98000 Monaco, Mónaco. +37798062121.

Aparcar cerca o en el mismo casino

Tenemos buenas noticias: el parking es, seguramente, lo único barato en este rincón del mundo.

El precio de los aparcamientos a partir de las 7 de la tarde es irrisorio: solo 0,4 euros la hora… y la primera hora es gratuita. Esto es: puedes aparcar tu coche en un parking del centro de Mónaco durante seis horas por apenas 2 euros.

Nosotros aparcamos en el Parking Saint-Laurent, a apenas 5 minutos andando del Casino de Montecarlo.

Eso sí, hay un aparcamiento se desmarca con tarifas mayores y ése es precisamente el del Casino. No tiene en cuenta los descuentos nocturnos, así que recomendamos evitarlos.

¿A qué hora ir al casino en Mónaco?

El Casino de Montecarlo abre sus puertas todos los días a partir de la 10 de la mañana, aunque hasta las 2 de la tarde no es posible jugar: solo visitarlo o comer en el restaurante Salon Rose.

Además, el complejo alberga la Ópera, el Gran Teatro de Montecarlo o la casa de ballet, y en él se celebran todo tipo de eventos a lo largo del año.

  • Las salas de juego abren desde las 2 de la tarde hasta las 4 de la mañana.

Aunque a primera hora de la tarde suele contar con visitantes, sin duda recomendamos que vayas por la noche. Nosotros llegamos sobre las 23:30 y estaba lleno. Y nos fuimos pasadas las 2 y seguía con el mismo ajetreo.

Precios de la entrada: ¿cuánto cuesta y qué incluye?

El precio de la entrada es de 18 euros por persona y a ella solo pueden acceder quienes tengan 18 años o más.

El ticket incluye la entrada a las mesas y ruletas, además de un vale de 10 euros para bebidas.

Ese vale cubre un refresco, pero no así una copa. Nosotros pedimos un mojito y un gintonic, que nos cobraron a 18 euros cada uno.

Código de vestimenta: prohibido el pantalón corto

El Casino de Montecarlo hace gala de su reputación y establece un dress code muy claro. Y es que si algo llama la atención, más allá de sus altos techos y clásica decoración, es el excelente gusto de sus visitantes.

Por momentos, observando a varios de sus clientes, parecíamos asistir a una competición de la que claramente nos desmarcábamos. Íbamos guapetes, sí, pero el bolso de más de una valía bastante más que lo que constarán nuestros armarios de toda la vida.

Las reglas que establece la administración incluyen la prohibición de:

  • Pantalones cortos, bermudas, vaqueros rotos, chándal, zapatillas de running, sandalias y chanclas de hombre, ropa de baño y camisetas sin mangas.
Vista exterior del Casino de Montecarlo

Lo que no se puede hacer en el Casino de Monte-Carlo

Además de la vestimenta, es importante conocer algunas normas de comportamiento dentro del casino.

  • No se puede hacer fotos ni grabar vídeos. Lo intuíamos, pero, como nadie nos lo advirtió, Carina sacó el móvil para hacer un vídeo. Rápidamente, un miembro de seguridad se acercó corriendo y nos obligó a borrar la grabación. Pedimos disculpas y ahí se quedó todo.
  • No se puede molestar al crupier ni al resto de jugadores. Se entiende que la actitud tiene que ser de respeto, pues unos están trabajando y otros apostando en partidas de dinero real.
  • No se pueden hacer trampas. Esto es tan obvio como peligroso. Hay seguridad suficiente en el recinto como para poder detectar a los tramposos.
  • No se puede manifestar estado de ebriedad o drogadicción. La dirección se reserva el derecho de expulsar a quien muestre no estar en su sano juicio.

¿Qué juegos y mesas tiene el Casino de Mónaco?

Nos hemos vestido con nuestras mejores galas, hemos apoquinado la entrada y ya estamos dentro. ¿Qué nos espera?

Lo primero es ver qué nos ofrece el casino. Avanzamos y encontramos el primero de sus grandes salones: A la izquierda queda la barra, a la derecha dos cajas y en el centro vemos sus primeras mesas y ruletas.

Pasada la primera de sus salas, vemos otra con máquinas y juegos varios. Y al fondo quedan otras dos, más pequeñas: en la de la izquierda, más privada que las anteriores, había dos ruletas; mientras que a la derecha quedaba una con tragaperras y slots.

Así hasta un total de 7 ambientes diferentes, que le convierten en uno de los casinos más grandes de Europa.

  • Ruleta inglesa
  • Ruleta francesa
  • Black Jack
  • Poker Texas Hold’em
  • Poker Texas Hold’em Ultimate
  • Tragaperras
  • Punto Banco
  • Craps
  • Trente y Cuarenta

Ojo con la apuesta mínima

La apuesta mínima en este casino es de 5 euros (tragaperras aparte), pero depende del juego al que te enfrentes.

Cada ruleta, por ejemplo, tiene marcada su mínimo y éste varía de una a otra.

En el Black Jack y el Poker Texas Hold’em Ultimate no puedes apostar menos de 25 euros, lo que dificulta la posibilidad de jugar a quienes no cuenten con un presupuesto holgado.

Powered by GetYourGuide

Fernando Alonso y su novia, en el Casino de Montecarlo

Sabemos que estáis ansiosos por conocer cómo nos fue en el Casino de Monte-Carlo, aunque alguno también querrá saber más salseo sobre la estrella de Fórmula 1: Fernando Alonso.

Era lunes y ahí estaba. Tres días antes del comienzo del GP de Austria, el piloto asturiano se relajaba en la segunda de las salas del recinto. Allí, concentrado como pocos, se enfrentaba a una máquina bajo la atenta mirada de su novia: Melissa Jiménez.

La periodista de DAZN parecía contrariada, quizás por haber perdido, mientras Alonso mantenía una atención inusitada. Esperemos que saliesen ganadores, aunque seguramente no les fuera la vida en ello 🙂

Por cierto, aquí puedes informarte sobre cómo ver el Circuito de F1 de Mónaco.

¿Ganamos o perdimos?

Y por fin ha llegado el momento que tanto y tantos esperabais, jajaja. ¿Nos fue bien o mal?

Carina no perdió

Carina ni perdió ni ganó. Se tomó su gintonic, dio un par de vueltas, se movió de ruleta en ruleta y disfrutó del ambiente durante las casi 3 horas que estuvimos. No, no jugó. Y es que se sintió intimidada con las apuestas mínimas de 25 euros.

Aunque es cierto que había ruletas con mínimos de 5, esta cantidad era válida para números sueltos pero no para jugar a rojo/negro, que era lo que quería Carina.

En este escenario, mejor no volverse loca. Eso pensó Carina y desde aquí apoyamos su sabia decisión: siempre podrá alardear de que fue al Casino de Monte Carlo y no perdió ni un euro.

Diego arriesgó y ganó

¿En cuanto a mí? Reconozco que me asusté al ver las cantidades que allí se manejaban. Iba con la idea de canjear 150 euros y jugar al Caribbean Poker.

El primer contratiempo es que no había ese juego, en el que el croupier te da cinco cartas y juegas contra él. En su lugar, había el Poker Texas Hold’em Ultimate, también contra el croupier pero con un reparto inicial de dos cartas en lugar de cinco. La diferencia no era grande, estudié la mesa durante unos minutos y me decidí.

Pero lo que sí trastocó los planes fue la apuesta mínima inicial de 25 euros. Además, para jugar la mano debías poner otros 25 de ciega y un mínimo de 50 para doblar. Esto es, por menos de 100 euros no podías ganar una mano.

Con 150 apenas podía disputar una mano. Quería jugar, así que subí mi presupuesto y saqué 250 euros. Tenía cierto margen, aunque no demasiado. Debía ganar pronto o las fichas desaparecerían para siempre.

Y lo conseguí. Tras un par de titubeos y a punto de cerrar mi participación en apenas cinco minutos, una pareja inicial y doble pareja después del river me hicieron ganar la mano. Tenía 325 euros en mi poder.

75 euros y 3 horas de diversión

Consciente de que ese dinero, en Mónaco, podía volar en menos de 10 minutos, cogí mis fichas y me fui de la mesa. Carina me preguntó: «¿Ya?» Asentí y me fui a la caja a canjear las fichas por dinero.

Habíamos gastado 36 euros en entradas y 16 en bebidas, habíamos disfrutado del casino durante casi tres horas y habíamos ganado 75 euros. Estábamos listos para dejar Mónaco y conducir rumbo a Niza, donde nos esperaban más encantos por descubrir.

Y tú, ¿arriesgarías como Diego o guardarías tu dinero como Carina? Esperamos tu respuesta en los comentarios.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

5 viajes para regalar a tu pareja en este Black Friday

¿Quieres sorprender a tu amad@? Te damos cinco ideas de viajes en los que lo pasaréis pipa Llega la época del año en la que...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS