spot_img

Reservar Les Grands Buffets de Narbona: ¿Merece la pena? Horarios y precio


Si te gusta, comparte 🙂

Nos colamos en el que dicen es el mejor restaurante todo incluido del mundo y te contamos qué nos pareció en esta reseña.

Orgía gastronómica: así nos lo definieron. Con semejante recomendación, como para perdérsela. Hicimos todo lo que pudimos para reservar y finalmente tuvimos la suerte de probarlo.

Pero antes de entrar a valorar nuestro paso por Les Grands Buffets, vamos con toda la información que, pensamos, necesitáis saber sobre este famoso local.

¡Hola! 🌟 Carina y yo te pedimos un favor: haz clic en nuestros enlaces de Amazon y Civitatis. Cada clic es vital para seguir brindándote los mejores consejos. ¡Gracias por ser parte de nuestro viaje y hacerlo posible! 🙏✨

¿Dónde está Les Grands Buffets? A 3 horas de Barcelona

Uno de los principales reclamos de este restaurante es su localización, puesto que está en Francia pero a apenas una hora de la frontera con España. Girona se encuentra a dos horas y Barcelona, a tres.

Es por ello que la mayoría de sus visitantes son franceses, aunque no fuimos los únicos españoles e intuimos que más de uno tomará el coche para visitar este restaurante.

La dirección: Rdpt de la Liberté, 11100 Narbonne, Francia. +33468422001.

Nota: Aunque se había rumoreado que el restaurante cambiaría de ciudad, en este 2024 se ha confirmado que seguirá en Narbona.

Reservar mesa: ¿Misión imposible? Nuestro truco

Para comer/cenar en Les Grands Buffets Narbona es más que recomendable contar con reserva previa. No obstante, habíamos leído en la red que era posible que te diesen mesa si apareces sin reserva, aunque no podemos garantizar este punto. A nosotros nos pareció que varios comensales se apuntaban a última hora, eso sí.

Pero vamos al tema de la reserva. La buena noticia es que HOY PUEDES RESERVAR DE AQUÍ A UN AÑO; la mala es que la demanda es muy alta y es probable que a corto o medio plazo ya no haya disponibilidad.

Esta es la página para reservar en Grands Buffets: https://reservation.lesgrandsbuffets.com/contact

Debes introducir tu dirección de correo electrónico. Entonces, te mandan un email y pinchando podrás acceder al formulario. Marcas el número de comensales, si queréis comida o cena y el día. A partir de ahí, ya es cuestión de suerte.

Nosotros probamos, sin exagerar, hasta en 20 ocasiones. Buscábamos una mesa para comer un día concreto, en verano y para dos. Encontrábamos opciones para seis o más comensales, pero nada para parejas en el plazo de cinco meses. Muy loco. Era muy frustrante la verdad. De ahí que contactásemos al propio restaurante, que nos remitió a la web como única vía para poder reservar.

Seguimos probando. Una y otra vez durante dos meses. No pensábamos volver a Francia en mucho tiempo, así que estábamos ante una oportunidad única. Pero la fecha de nuestro viaje se acercaba y seguíamos sin reserva. Incluso pensamos en reservar para cuatro, porque una vez encontramos disponibilidad, pero decidimos que no merecía la pena pagar de más.

También, incluso, vimos webs que comercializaban con las reservas a precios estratosféricos.

Nuestra última baza era esperar a ver si en la misma semana se quedaba alguna mesa libre. ¿Podría ser, no? A golpe de lunes nada; el martes, tampoco; pero el miércoles… se hizo la luz. Apareció ante nuestros ojos una mesa para dos el día que queríamos (viernes). No era para comer sino para cenar, pero poco nos importó.

Nos lanzamos y aseguramos nuestros asientos en el que repito, dicen, es el mejor bufé del mundo. Nunca desistáis.

Cocinero en la cocina de Les Grands Buffets

¿Por qué es tan famoso?

Les Grands Buffets nació en 1989. Desde entonces, se ha ido consolidando y en este 2023 su reputación es envidiable.

Nosotros conocimos este restaurante por medio de un vídeo de Instagram, y a partir de entonces nos dimos cuenta de que varios amigos también lo conocían: alguno ya había ido y otros soñaban con ir a Narbona.

Su marketing es excelente, un par de pasos más del que tiene cualquier restaurante tradicional. Ellos mismos presumen de tener LA COLECCIÓN DE QUESOS MÁS GRANDE DEL MUNDO. Además, sus imponentes salones, amplio menú y precio hacen que su oferta sea demasiado atractiva.

Cada año, Les Grands Buffets Narbona acoge un total de aproximadamente 360000 amantes de la buena comida.

¿Cuánto cuesta? Lo que no está incluido

El precio en 2024 es de 52,90 euros. Los niños de menos de 6 años comen gratis y de 6 a 10 por 26,40 euros. Con la entrada se incluye toda la comida, pero la bebida se paga aparte. Además, el parking es gratuito.

No ofrecen agua del grifo, a diferencia de la mayoría de restaurantes de Francia, pero las botellas de agua de un litro y medio cuestan solo 1,50 euros. La carta de vinos es amplia, aunque nosotros nos quisimos centrar en la comida y solo pedimos dos botellas de agua.

Horario

La dirección asume que la experiencia lleva tiempo, así que hay un único turno para comer y otro para cenar.

  • Comida: Abre todos los días a las 12:00 y es posible entrar hasta las 13:30. Cierra a las 16:30.
  • Cena: Abre todos los días a las 19:15 y es posible entrar hasta las 21:15. Cierra a las 24:00.

A la llegada, el metre te informa de los horarios en los que van recogiendo los diferentes stands, cerrando los entrantes y los mariscos antes que el resto.

El menú de Les Grands Buffets Narbona

111 tipos de quesos diferentes

El local tiene el Récord Guinness de número de quesos. Nosotros probamos unos 20, lejos de los más de 100 que ofrecen. Se distribuyen a lo largo de dos mesas y cada uno tiene una etiqueta para que sepas de qué queso se trata. Los cortas tú mismo.

En nuestra opinión, el queso es el producto estrella. Nos gustó la experiencia de probar los más variopintos, degustar y comparar. Además, no nos llenaron en demasía, así que había hueco para probar el resto del menú.

Charcutería

Pasa, en nuestra opinión, bastante desapercibida. Cuenta con cortador de jamón profesional, que se encarga de hasta seis patas de diferentes jamones de un nivel medio que no llamó nuestra atención: no hay ibérico de bellota.

Además, hay salchichones, fuets, butifarras, patés, etc. De nuevo, de un sabor agradable pero ninguno de ellos espectacular. Así que, si sois de los que os llenáis pronto, pasad de largo de la charcutería o tomar solo un par de muestras.

Marisco ilimitado: caviar, ostras…

Llama y mucho la atención que en un buffet libre haya manjares como la langosta, las ostras o el caviar negro. De hecho, a mí es lo que más me atraía de Les Grands Buffets.

Te puedes servir cuanto quieres, también camarones, mejillones, caracoles o bueyes de mar, aunque la calidad raspa el aprobado. Yo, que soy de Galicia, lo sé muy bien.

Pensad que pagamos poco más de 50 euros, el mejor marisco sale bastante más caro. Para la foto queda chulo, eso sí.

El plato principal: Carnes y pescados

El restaurante tiene una barra grande con una carta de carnes y pescados de preparación exclusiva. Pides lo que quieras, te lo cocinan con mimo y te lo llevas a la mesa. Hay, entre otros platos: solomillo al foie-gras, magret de pato, hígado de ternera, rodaballo asado, ancas de rana, caracoles, tuétano a la flor de sal, steak tartar, hamburguesa y bogavante.

Además, tienes otras dos mesas en las que te sirven: cochinillos, pollo de granja, codornices asadas y carne de buey.

Por último, hay cazuelas donde te puedes servir carnes y acompañamientos, como diferentes variedades de patatas o verduras.

La tentación de los postres

La sección favorita de Carina. Reconozco que cuesta pasar por los stands y no coger nada hasta que llega el momento.

La tentación incluye todo lo que te puedas imaginar, desde una fuente de chocolate hasta 50 pasteles confeccionados por sus propios pasteleros. Además, te hacen crepes al momento e incluso hay una heladería entera.

Que no se preocupen quienes opten por unos postres más saludables, pues en el buffet también hay piezas de frutas ecológicas para terminar con el maratón.

¿Cómo es comer en uno de los mejores buffets del mundo?

Llegamos a las 19:15, exactamente a la hora indicada. Aparcamos en el extenso parking que hay junto al restaurante y nos dirigimos a la entrada. Una chica nos preguntó si teníamos reserva. Le dijimos que sí y nos hizo pasar por una puerta diferente a en la que aguardaban unos 10 comensales que habían llegado instantes antes.

Entramos por la puerta principal. Nada más acceder, encontramos una báscula a mano izquierda para pesarnos. A Carina le pesó bien, pero a mí me dio 15 kilogramos de menos, no me preguntéis por qué…

Enseñamos la reserva y pasamos sin esperar. Otra chica nos dio un mapa del restaurante y nos acompañó directamente a la mesa, en un camino por el que pudimos ver por primera vez la comida, que nos ponía ojitos.

En la mesa nos recibió una metre, que nos preguntó en qué idioma hablábamos: le contestamos que español o inglés. A esa señora no la volvimos a ver, curioso…

Al rato llegó un señor, que se presentó como Carlos. Era aragonés. Nos dijo que sería el encargado de atendernos durante toda la noche y nos explicó las reglas. Básicamente, se resumen en dos:

  • Puedes comer cuanto quieres pero has de pagar por la bebida.
  • Te puedes quedar hasta el cierre de restaurante pero debes saber que la comida tiene sus horarios.

Estábamos listos para salir de caza.

Nuestra valoración: ¿Qué nos gustó y no de Les Grands Buffets?

Nuestras expectativas era máximas y salimos algo decepcionados, pero esa fue solo nuestra impresión y os animamos a que lo probéis y juzguéis vosotros mismos.

Lo que no nos gustó

  • No es tan exclusivo como te hacen pensar. El hecho de que nos costase tanto reservar, el menú que ofrecen y los sugerentes vídeos, así como la obligación de cumplir con el dress code o el mapa que te dan a la entrada (¿alguna vez te dieron uno en un restaurante?)… todo te invita a creer que eres un privilegiado de formar parte de la experiencia. No obstante, nuestra ilusión se fue desvaneciendo poco a poco. El lugar, pese a sus encantos, no deja de ser un bufé libre en el que muchas personas se agolpan tratando de coger tanto como pueden. Y, aunque poco nos importó, muchas de ellas no cumplían con el código de vestimenta, con varios comensales en pantalón corto, algo que se supone no se permite.
  • La calidad de la comida nos decepcionó, sobre todo el marisco. Es superior a la media de la gran mayoría de buffets, pero hemos ido a unos cuantos restaurantes con platos más exquisitos. Aquí depende de los que esperéis, quizás nosotros esperábamos demasiado. Los dos salimos con la conclusión de que preferimos ir a un buen restaurante y comer mucho menos, pero mejor.
  • Nuestro salón era imponente, pero no tenía una decoración que fuera con nuestro estilo. Demasiado señoral, con techos altos y candelabros. Además, teníamos una mesa demasiado cerca. Todo esto no ayudó a que disfrutásemos de la experiencia. No obstante, sí vimos otras salas más bonitas -como la terraza-, así que tened esto en cuenta a la hora de escoger el salón en el que comeréis.
  • Hay colas, sobre todo para tomar el plato principal. Además, el hecho de levantarte una y otra vez de la mesa para ir al buffet te tiene en constante movimiento, lo que no es ideal para disfrutar de la velada. Así son los buffets, lo sabemos, pero una vez más cambiaríamos el continuo trajín por un buen restaurante en el que te sientas y dialogas hasta que llega la comida.

Lo que sí nos gustó

  • Aparcamiento fácil y gratis y rápida entrada. Llegamos con nuestro coche y no tuvimos problemas para aparcar. Apenas debimos esperar para entrar al recinto, pues la atención fue muy rápida y en menos de 3 minutos estábamos sentados en la mesa.
  • Las frikadas, por llamarlas de alguna manera. La báscula a la entrada mola y el hecho de que te den un mapa sorprende. Aunque la verdad que no hay pérdida, pues no es tan grande, dicho de sea de paso.
  • La cantidad de comida. No cabe duda de que vas a salir lleno, por ahí no hay que preocuparse. Esto en nuestro caso no es una gran ventaja, pero desde luego que aquí no escatiman y la cantidad no decepciona.
  • Los quesos. Entendemos por qué hacen hincapié en su colección. Hay muchos y de buena calidad, con lo que Les Grands Buffets es un paraíso para los amantes de este producto.
  • El precio. Menos de 53 euros y puedes comer todo lo que quieras durante más de 4 horas. Las cuentas salen.

Conclusión

La experiencia no nos satisfizo y por eso reafirmamos nuestra convicción de que disfrutamos más de un buen restaurante que de un bufé. Sin embargo, sí recomendamos que probéis Les Grands Buffets Narbonne por vosotros mismos. Si sois fans de lo todo incluido, a buen seguro que saldréis encantados.

Para saber más sobre nosotros, pincha en esta página: Quiénes somos.

Preguntas y respuestas

1. ¿Hace falta reserva previa?

No es obligatoria, pero el propio restaurante la aconseja porque se llena cada día y no querrás ir hasta Narbona en vano.

2. ¿Cuánto es el máximo de comensales permitido?

De 1 a 19, aunque la reserva está ligada a la disponibilidad, siendo las más difíciles de conseguir las mesas para 2 y 4 comensales.

3. ¿Hay comida sin gluten y para vegetarianos?

El restaurante presenta una oferta superior a los 300 platos, entre ellos productos no elaborados o cocinados sin gluten, así como varios aptos para veganos y vegetarianos.

4. ¿Qué pasa si has reservado y no te presentas?

No se efectúa ningún cargo a la tarjeta si te presentas o cancelas con antelación. No obstante, si 2 horas antes de la reserva no has avisado de que no iréis, sí conllevará un coste.

5. ¿Se verá afectada mi reserva si llueve o nieva?

Sí, si reservaste en el jardín. Entonces, si hay disponibilidad, os reubicarán en uno de los salones; si no, la reserva será anulada.

6. ¿Se puede acceder con animales?

No, a ningún lugar y ni siquiera el jardín. El restaurante alude a razones de higiene.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

4 COMENTARIOS

  1. Hola , quiero más información por favor , el lugar exacto, donde está en fracia o si en Barcelona tenéis también. Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS