spot_img

Paseo en Barco por el Sena en París – Mejores Opciones y Consejos 2024


Si te gusta, comparte 🙂

Hoy te vamos a contar una divertida aventura que nos sucedió en nuestro paseo por el Sena en la Ciudad del Amor: París.

Pero antes vamos a ofrecerte toda la información que necesitas saber para reservar tu paseo por el río Sena.

¿Por qué reservar un paseo en barco por París?

«No hay viaje a París sin paseo en barco por el Sena». Eso nos lo dijeron una vez y nos lo tomamos al pie de la letra.

Un crucero por el río te permitirá ver la capital francesa en todo su esplendor, desde otra perspectiva y en un viaje que quedará para siempre en tu retina.

No creemos que sea como para repetir, pero sí lo consideramos «obligatorio» en tu primera visita a la Ciudad de la Luz.

  • Es apto para todas las edades, gustándole tanto a niños como a personas mayores.
  • Tiene una duración de 1 hora, ni larga ni corta: a nuestro entender, perfecta.
  • El coste es proporcionado para ser París, con precios por adulto de alrededor de 15 euros.

Tipos de cruceros: precios, duración y horarios

París, una de las ciudades que más turistas acoge del mundo. Con esta premisa, te puedes imaginar que no hay solo un crucero sino que las alternativas son muchas.

Hay dos empresas principales: Bateaux Mouches y Bateaux Parisiens. Los itinerarios son iguales, pero la segunda ofrece tarifas ligeramente más baratas.

Además, Bateaux Parisiens tiene un acuerdo con nuestros dos proveedores de confianza: Civitatis y GetYourGuide.

El precio incluye audioguía individual en varios idiomas y es igual tanto en ambas como en la página oficial de la compañía:

  • Adultos: 16 euros.
  • Niños de 4 a 12 años: 7,5 euros.
  • Menores de 4 años: Gratis.

El paseo dura exactamente una hora y estos son los horarios de salida del crucero:

  • Abril a Septiembre: De 10 a 22:30 h con una frecuencia aproximada de 30 minutos.
  • Fines de semana y todos los días de junio, julio y agosto: de 10 a 23 h.
  • De octubre a marzo: De 10:30 a 21:30 h con una frecuencia aproximada de uno cada hora.
  • Fines de semana y todos los días festivos para los colegios: de 10 a 22.30 h.

Reserva aquí tu paseo por el Sena

¿Qué te parece? ¿Se ajustan los precios y los horarios a tu viaje a París?

Si la respuesta es afirmativa, te apetece y quieres disfrutar de la experiencia, puedes reservar ya mismo. Te dejamos a continuación los enlaces para comprar las entradas para el Paseo en Barco por París en Civitatis y en GetYourGuide.

Da igual en cuál de las dos las compras, la oferta suele ser igual en ambas y el barco es el mismo.

¿Qué ves y que incluye?

Lo que obtienes reservando tu entrada es lo siguiente:

  • Acceso al barco, tanto a la zona cubierta como a la descubierta.
  • Paseo de una hora en el que podrás ver spots como: Torre Eiffel, Estatua de la Libertad, Los Inválidos, Parlamento, Museo de Orsay, Catedral de Notre Dame, Museo del Louvre, Gran Palais.
  • Guía que te contará la historia y curiosidades que esconden cada uno de estos emblemáticos lugares.
  • Audioguía en varios idiomas para quienes no entiendan francés.

Otros packs y ofertas

Creemos que como experiencia con esta tienes de sobra, pero puede que quieras algo más.

Hay diferentes ofertas que incluyen comida o cena, así como packs combinados con otras atracciones turísticas de la ciudad.

Powered by GetYourGuide

Y si quieres un tour completo con entradas a las atracciones más emblemáticas de París, tienes esta oferta completa.

Mejores consejos para 2024

Desde nuestra experiencia y en base a nuestra opinión, éstas son las mejores recomendaciones para que disfrutes del paseo en barco por el Sena:

  • Intenta ir coincidiendo con el atardecer. Así podrás ver la ciudad de día y de noche, en un viaje mágico que te va a encantar.
  • Ve con antelación. Tu billete no tiene horario y cuenta con validez de 2 años, por eso es aconsejable que vayas con tiempo si tienes prisa, ya que la cola puede ser importante.
  • Coge asiento afuera si el tiempo acompaña, ya que en la parte interior los cristales impiden que la aventura se disfrute al máximo.
  • Lleva auriculares por si te quieres descargar la audioguía en el móvil, que es posible.
  • Te puedes levantar y hacer fotos, pero siempre respeta al resto de pasajeros.

A continuación, te invitamos a que veas nuestros artículos sobre este bello país llamado Francia.

Nuestra divertida experiencia

Te felicitamos por llegar hasta aquí: ha llegado el momento de que conozcas nuestra ridícula anécdota.

Todo empezó en el Free Tour que hicimos por el centro histórico de París, al que puedes echar un vistazo pulsando aquí.

En dicha visita, nuestra guía nos habló de lo que ella consideraba «la experiencia más parisina que se puede hacer«.

Nosotros, claro, abrimos nuestros oídos dispuestos a conocerla primero y a probarla después. Entonces, la desveló:

«La experiencia más parisina que se puede hacer es comprar una baguette, queso y una botella de vino y disfrutarlos en un paseo en barco por el Sena».

A nosotros el plan nos pareció genial y al acabar el tour reservamos nuestra entrada al crucero por el Sena.

A última hora de la tarde, nos acercamos hasta las inmediaciones de la Torre Eiffel y encontramos un pequeño supermercado.

Compramos: queso brie, queso Camembert, un vino blanco Crozes-Hermitage y la útima barra de pan que había (de hecho, se la iba a llevar uno de los dependientes a casa, pero Carina le puso ojitos y le convenció para que nos la vendiera).

Bin equipados, nos dirigimos al muelle con toda la ilusión del mundo. Hicimos 15 minutos de fila y entramos al barco.

Para nuestra sorpresa, éramos los únicos que llevábamos comida y bebida. ¿Qué hacer? Ya que estábamos, seguir con nuestro plan.

No teníamos ni vasos ni cuchillo para abrir el pan, tampoco sacacorchos. Era un desastre, ¿debíamos abandonar nuestra idea y disfrutar del picnic plácidamente a la orilla del río cuando el recorrido finalizase? Nada de eso, estábamos dispuestos a completar la misión.

Ante la mirada atónita de quienes nos rodeaban, conseguimos aplastar el corcho y abrir la botella. Comenzamos a beberla a morro.

Abrimos el pan como pudimos (alguna miga se cayó, sí) y empezamos también a comer. Incrédulos, muchos de nuestros acompañantes dibujaban una sonrisa en sus rostros.

Fue uno de los mejores momentos de nuestras vidas. Nuestra energía se contagió en el barco, muchos nos hablaron, nos hicimos fotos… estábamos dando el espectáculo, pero nos importaba bien poco: lo estábamos disfrutando al máximo.

Y tú, ¿hubieras reculado o te hubieras lanzado tal y como hicimos nosotros? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS