spot_img

Dónde comer en Vilna bueno, bonito y barato: nuestro top 5


Si te gusta, comparte 🙂

Ya te contamos que Vilna es una ciudad que sorprende, que no llama la atención cuando te la encuentras pero a la que vas cogiendo cariño cuanto más la conoces.

Ahora es el momento de adentrarnos en su gastronomía. En la capital de Lituania comimos bien y barato, aunque no todos los lugares nos dejaron el mismo sabor de boca.

No te preocupes porque te lo vamos a contar todo para que no vayas a ciegas.

Estate atento porque aquí va nuestro top de sitios donde comer en Vilnius. SPOILER: La lista va de menos a más recomendados.

5-. Snekutis

Fue el último que probamos, una fría noche de sábado. Llegamos a las 19:30 y estaba lleno.

Custodiado por una decena de fumadores, abrimos la puerta del Snekutis y nos encontramos con un local rockero que casi parecía más un lugar para beber que para comer.

Aunque la estética invitaba a pensar que era apropiado para jóvenes, allí se juntaban grupos de amigos de todas las edades, tod@s de buen humor y disfrutando de la compañía.

Encontramos una mesa y tomamos asiento. Pedimos dos cervezas y la siguiente comida: beicon con cebolla, una sopa de la casa, cepelinai (una especie de albóndigas de patata tradicional de Lituania) y pan negro. Pagamos 26 euros en total.

Menú y precios

  • Snacks: queso ahumado, orejas de cerdo con garbanzos, beicon con cebolla, garbanzos a la lituana, aros de cebolla, dumplings fritos, arenque con patatas y verduras. De 5,5 a 8 euros.
  • Sopas: de remolacha (fría o caliente), de garbanzos, de pepino o de la casa. De 2,5 a 4 euros.
  • Ensaladas: rústica, César, griega o de pan. 5 euros.
  • Platos principales: Cepelinai, tortita de patata con carne, rollos de repollo, pollo asado, cerdo asado, ternera asada, pudding de patata y costillas. De 4 a 12 euros.

Nuestra valoración

El local no invita tanto a comer/cenar como a tomar unas cervezas, un chupito de licor de cereza o unas copas. Pero el menú casa bien con la bebida.

Sin ser de una calidad excelsa, creemos que es un bar resultón para beber y picar, a un precio asequible y en un entorno histórico y auténtico. Consejo: No os vayáis sin probar los cepelinai, son típicos.

Es el que menos recomendamos en esta lista de los 5 bares y restaurantes a los que fuimos en Vilnius.

Horarios

  • De lunes a domingo de 11 a 23 horas.

Localización

4-. Busi Trecias

El primer restaurante al que fuimos en Lituania.

No es tan diferente al anterior, de nuevo con estética de pub, aunque con más clase y menos ruidoso.

Los platos en Busi Trecias son más contundentes y no tanto de acompañamiento. Íbamos con la idea de probar su célebre salmón, pero lamentablemente se les había acabado.

Pedimos dos pintas de cerveza lager, una ración de pan frito (se llama kepta duona) con salsa de ajo, selección de quesos lituanos, sopa del día, orejas de cerdo con tortitas y milanesa de cerdo. La cuenta fue de 43,5 euros.

Menú y precios

  • Entrantes: Orejas de cerdo con chorizo y carne, selección de quesos locales, arenque con patatas, pepinos, g
  • ambas fritas, alitas de pollo, nachos, palitos de queso, garbanzos, aros de cebolla, patatas dulces y pan frito. De 3 a 9 euros.
  • Sopas: Sopa del día. 3 euros.
  • Ensaladas: Con pollo, con queso feta o con perca. De 6 a 8 euros.
  • Pescados: Perca o salmón. 17 euros.
  • Platos principales: Milanesa de cerdo, goulash, pechuga de pollo, orejas de cerdo con tortitas, codillo de cerdo o tortitas de patata. De 9 a 16 euros.
  • Carnes: Entrecot de ternera, solomillo de cerdo, bistec de cerdo, brochetas de pollo y salchichas con patatas. De 6 a 21 euros.
  • Postres: Tarta de mamá o helado (con frutas, chocolate o mermelada). 4 euros.

Nuestra opinión

Salimos bastante satisfechos, habiendo encontrado un lugar tranquilo con un servicio eficiente y una comida notable y generosa.

Recomendamos la selección de quesos y la milanesa, así como que probéis el pan frito con ajo, aunque tiene un sabor fuerte y no pudimos acabar la ración (mejor si la pedís para 3 ó 4).

Si volvemos, comeremos el salmón al horno, que nos lo habían recomendado y nos quedamos con las ganas.

Pan frito en el restaurante Busi Trecias de Vilna

Horario

  • De domingo a jueves: de 11 a 24 horas.
  • Viernes y sábado: de 11 a 2.

¿Dónde está?

3-. Uzupio Picerija

Nos habían hablado bien de esta pizzería italiana. La encontramos sin pérdida en el conocido barrio de Uzupis, un rincón anárquico dentro de la capital de Lituania.

La Uzupio Picerija es un italiano muy acogedor, tanto que una vez dentro -y con el frío que hacía-, no daban ganas de salir de él.

El menú era variado, pero no nos liamos y pedimos una pizza mediana para cada uno: una de Cuatro Quesos y otra de Jamón, salami y setas.

Completamos con una jarra de agua de mesa y una Corona. Cuenta total: 37,50 euros.

Menú y precios

  • Brunch: Tortilla (de jamón y queso o verduras y champiñones), huevos a la marinera, crepes (de la abuela, de ricotta, de jamón y queso o de frambuesas y crema), donuts, tortitas de queso con mermelada. De 7 a 9,5 euros.
  • Antipasti: Berenjena con mozarella y tomate, bruschetta (de burrata, queso, mortedela, tomate, atún, etc.), quesos y aceitunas, gambas fritas, mozarella frita, burrata frita. De 8 a 33 euros.
  • Ensaladas: De salmón y gambas, de burrata o siciliana. De 13 a 16 euros.
  • Sopas: De tortellini con jamón y queso o de pescado. De 8 a 16 euros.
  • Platos principales: Spaghettis (con tomate, burrata, atún o pescados), rigatoni, crepes, lasagna, raviolli, carbonara o gnocchi. De 8 a 18 euros.
  • Carnes: Milanesa de ternera por 18 euros.
  • Pescados: Fish and chips por 12 euros.
  • Pizzas: Más de 25 variedades, entre ellas pizzas veganas. No faltan la Cuatro Quesos, Salami, Margarita, Napolitana, Caprichosa o Romana. De 8 a 21 euros.
  • Postres: Tiramisú, profiteroles, donuts, tarta de queso, helados. De 5 a 7 euros.

Nuestra valoración

Las pizzas estaban muy buenas y el sitio nos gustó. No obstante, es comida italiana y solo lo recomendamos si ya habéis degustado antes las delicias típicas lituanas.

Al estar en el barrio de Uzupi, pensábamos que sería un restaurante barato, pero no lo es: las dos pizzas medianas nos costaron 30,5 y por la Corona tuvimos que pagar 5 euros.

El servicio fue correcto, aunque por momentos nos costó que la camarera nos entendiera.

Pizza Cuatro Quesos en Uzupio Picerija de Vilnius

Horarios

  • De lunes a viernes: de 8 a 23 horas.
  • Sábado y domingo: de 9 a 23 horas.

Localización

2-. Jega

A este bar llegamos por casualidad, nadie nos lo había referenciado ni lo habíamos visto en una guía.

Jega está a la entrada del Hales Turgus, el principal mercado de Vilnius. Lo vimos y nos entraron ganas de desayunar en él.

Lo llevaban una señora y una chica, parecía muy auténtico y el menú invitaba a testarlo.

Llevábamos unos días deseando tomar zumo de naranja natural (pedimos uno cada uno) y yo tenía antojo de crema de calabaza. Completaron el pedido dos capuccinos y un bollo de chocolate. Precio: 19 euros.

Menú y precios

El menú solo estaba en lituano y no hemos encontrado ninguna página de referencia con la carta.

Lo que podemos contarte es que Jega está especializado en desayunos y almuerzos, no verás aquí comida contundente.

Sus especialidades son los batidos y zumos, de muchos sabores y a precios entre los 1,5 y los 6,5 euros. Todos se ofrecen en tres tamaños: S, M y L.

Además, sirven café, té, sopas y bollería para completar el almuerzo.

Nuestra opinión

Lo incluimos entre los dos mejores porque nos sorprendió y nos dio exactamente lo que andábamos buscando.

No esperábamos nada de él, es apenas una barra con dos mesas y sillas donde comer rápidamente, y se anuncia como un bar de batidos y zumos.

No lo verás en ninguna lista de restaurantes top, pero Jega nos cautivó y lo aconsejamos para desayunar o almorzar.

Horario

  • Lunes: cerrado.
  • De martes a sábado: de 7 a 16 horas.
  • Domingo: de 4 a 16.

¿Dónde está?

1-. Etno Dvaras

El mejor restaurante al que fuimos en Vilna, por ser típico y lituano y ofrecer una comida variada, rica y muy bien de precio.

La recepcionista del hotel nos dijo que era un must de la ciudad. Hay tres, pero nosotros solo fuimos al que nos quedaba más cerca.

El lugar es como una especie de cueva con diferentes salas y, aunque es muy grande, es posible que apenas veas otra mesa en toda la velada.

Fuimos a cenar y pedimos: crepes, dumplings, sopa de setas y cerdo asado. Con Agua de mesa y una Coca Cola: 29,8 euros.

Menú y precios

  • Dumplings de patata: Hasta 13 variedades con precio único de 6,95 euros.
  • Tortitas de patata: Hasta 9 variedades (con mermelada, con oreja de cerdo, con salmón, etc.) con precios desde 6,45 a 8,95 euros.
  • Snacks: Selección de quesos, fiambres o combinado con beicon, pollo, garbanzos y verduras; pollo frito, pan frito, arenque o huevos con patatas. De 5,95 a 29,95 euros.
  • Sopas: De remolacha (saltibarsciai), de cerdo o de setas. De 3,95 a 5,95 euros.
  • Ensaladas: Broccoli con pollo, vegetariana, de queso, de salmón o de pollo. De 6,45 a 11,95 euros.
  • Pescados: Bacalao frito, Salmón a la plancha o filete de perca. De 9,95 a 15,95 euros.
  • Carnes: Pollo crujiente, pechuga asada, pollo Kiev, salchichas, costillas de cerdo, beicon asado, beef Stroganoff o ternera a la pimienta. De 6,95 a 19,95 euros.
  • Postres: Donuts, helado, batido y tarta tradicional lituana. De 3,35 a 4,95 euros.

Nuestra valoración

Recomendamos el restaurante Etno Dvaras, un rincón obligatorio en tu visita a Vilna. Es, probablemente, el más lituano de todos los restaurantes a los que fuimos.

Ofrece una de las cartas más abundantes de toda la ciudad. El sitio tiene su rollo, la comida está buena y es bastante barato.

Eso sí, tuvimos que esperar media hora para que nos dieran mesa, y eso que era una noche de jueves de invierno. Si puedes, reserva mesa antes de ir.

Horarios

  • De lunes a domingo de 11 a 23 horas.

Localización

Descubre también el restaurante que más nos llamó la atención en Polonia.


Si te gusta, comparte 🙂
Diego Martínez Montero
Diego Martínez Monterohttps://elmejorblogdeviajes.com
Periodista con más de 15 años de experiencia y viajero compulsivo de afición. Ahora mismo estoy ya planeando nuestro próximo destino. Te lo cuento todo en https://elmejorblogdeviajes.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Uzupis, ¿merece la pena? No es Christiania, pero…

Viajamos a Vilna y te contamos qué hay en este barrio tan peculiar. ¿Es parecido a Christiania de Copenhague? ¿Qué ver en Uzupis? La...

Por qué debes viajar a Vilna en invierno y no en verano

Conoce las razones por las que visitar Lituania en los meses más fríos, cuando las temperaturas bajan de cero y la nieve cuaja Os habéis...

Vilnius alternativa: Encuentra los mejores graffitis con esta ruta

La capital de Lituania destaca por su arte urbano. En este post, te enseñamos las fotos y localizaciones de sus pintadas más interesantes Vilnius es...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS